DESCRIPCION DE LA EXPERIENCIA


Nuestra propuesta se basa en tres técnicas que se estructuran para responder a distintas necesidades. Para elegir, uno puede practicar los tres estilos hasta identificarse con uno o dos, pero lo más importante es saber qué te agrada en la vida, cuál es tu dharma y qué necesitas en este momento:

 

  • Quiero una clase vigorosa que me llene de vitalidad: FLOW VINYASA es para ti.
  • Quiero recuperar mi salud física y emocional: YOGA RESTAURATIVO es para ti.
  • Quiero profundizar en mi práctica y darle un sentido más trascendental: HATHA YOGA es para ti.

 

HATHA YOGA:


Esta clase es para estudiantes que buscan profundizar en el entendimiento de su práctica de yoga. Encontramos cuatro secciones que conforman una clase: un ligero calentamiento y estiramiento preparatorio; breve armonización y preparación mental; aplicación de las posturas del sistema, algunas veces acompañado de enseñanza de principios filosóficos (gnana yoga); relajamiento consciente con visualización y declaraciones positivas (nidra yoga); yoga para los ojos (dinámicas y tratakas); y ejercicios respiratorios (pranayama).

 

 

Momento del curso Inmersión al Yoga, Querétaro, III 2010

 

 

A diferencia del flow vinyasa, que busca reencontrarse con el ritmo del movimiento del universo, con la finalidad de fluir con él en armonía, las posturas firmes y cómodas del hatha buscan alcanzar la paz interior, deteniendo las fluctuaciones mentales, para armonizar con el Absoluto cósmico, que está más allá del plano físico (donde todo es experiencia perceptual, cambio y movimiento).

 

 

Variante de Viparita Karani Mudra

 


FLOW VINYASA:


Esta clase se centra en cultivar la fuerza vital del practicante a través de vincular la respiración consciente con secuencias de ásanas (posturas) fluidas y dinámicas. Es una práctica confrontante y vigorizante, que se adapta al nivel del grupo. El sistema genera calor interno, después de un periodo que abarca casi tres cuartas partes de la clase, va reduciendo su dinamismo hasta concluir con un ritmo más lento y profundo para relajar el sistema nervioso. Finaliza con  nidra yoga (relajamiento guiado).

 

 

Momento de una clase de R. Carcaño, XI 2009

 

 

Grupo experimentando una variante de Vashistasana desde

Eka Pada Adho Mukha Svanasana, en flow vinyasa

 


Si el hatha busca firmeza en la postura y la imperturbabilidad mental para armonizar con el Absoluto cósmico, el flow vinyasa busca reencontrarse con el ritmo del movimiento del universo, con la finalidad de fluir con él en armonía.  Sencillamente, son dos conceptos diferentes de yoga.

 


En la secuencia, pueden aparecer posturas sencillas, intermedias y avanzadas. Se recomienda este sistema después de algún tiempo de práctica postural.

 

 

YOGA RESTAURATIVO:


En esta clase, las posturas de hatha tienen una mayor duración y menor grado de dificultad, muchas veces con ayuda de apoyos (props). Su enfoque es regenerar el organismo con ásanas que dan masaje a órganos internos, sedan el sistema nervioso, activan el sistema linfático y circulatorio, trabajan suavemente las articulaciones y estimulan el sistema endócrino, entre otros beneficios. Se apunta al balance físico, mental y emocional, superando las limitaciones que obstaculizan la vida. Opera para desarrollar habilidades, conciencia de los sentidos, flexibilidad, fuerza y encender la pasión por la vida.

 

 

El yoga restaurativo se desarrolla suavemente con la yuda de props (apoyos) para reducir el impacto

y recuperar el balance energético; se asocia con la respiración y relajamiento consciente

 

 

Es una excelente opción para personas que inician en su práctica de yoga, profesionistas y trabajadores con alto grado de estrés, personas de la tercera edad, alumnos de yoga con necesidades terapéuticas, personas con problemas digestivos o nerviosos, alteraciones del sueño, artríticos, etc. Concluye con relajamiento guiado.

 

© 2017 HATHA YOGA MEXICO

106987